Bienvenidos al paraíso

Ibiza es inspiración

Si quisiéramos definir el paraíso, Ibiza sería nuestra mejor fuente de inspiración: bosques de verdes pinos, tierras fértiles -olivos, algarrobos, almendros, higueras, naranjos y otros árboles frutales- bañadas generosamente por el sol, con agua dulce abundante, rodeada de mar y de sus frutos…

Faro del espigón del puerto de Ibiza, por la noche
¿Y las gentes del paraíso?

Bueno, que haya las suficientes y que sean cosmopolitas, tanto como para que uno no deje de sorprenderse.

Y que sean abiertas, que no señalen al prójimo con el dedo y sobre todo, que sean duchos en el arte de disfrutar de la vida!

Pues bien, no hay que esperar a mejor vida para acceder a ese paraíso porque lo tenemos al alcance de la mano: está en Europa, en las españolas Islas Baleares, junto con sus hermanas Mallorca, Menorca y la más cercana Formentera, y perfectamente conectada al mundo mediante vuelos frecuentes y barcos de línea.

Campos de Ibiza cubiertos de flor en primavera

Las torres de defensa que la rodean son una estampa fenomenal que evidencia el paso de diversas culturas a través de los siglos como las de los fenicios, romanos, musulmanes… sin duda su historia y su intenso intercambio comercial y cultural vía marítima han dejado esa huella de cosmopolitismo y hospitalidad que caracteriza a los ibicencos.

A Ibiza le envuelve además una energía especial, que entre otros efectos impide que aquí viva ningún animal o reptil venenoso…

Compartir es bello: