Playa de Cala Leña en invierno, vista a través de la barra del chiringuito

Levante, grandes playas

Empezamos el recorrido por el Sur, en la afamada playa de Las Salinas, (Malibú y el fiestero Sa Trinxa como lugar de encuentro para los palmitos más trabajados).

Es Cavallet, contigua, es también una gran extensión de arena -con zona gay incluida en su parte Sur- y desde donde se divisa el tráfico incesante de barcos entre Ibiza y Formentera. Playa d’en Bossa, sigue siendo una gran playa “guiri”, abarrotada de grandes hoteles y sobrevolada por los aviones incesantemente por estar junto al aeropuerto, pero en la que últimamente están floreciendo numerosos chiringuitos-restaurantes bastante cuidados que a buen seguro están empujando la imagen del lugar hacia arriba. Talamanca está al Norte de la ciudad de Ibiza, pasado Marina Botafoch;  es un sitio apacible y la reserva playera de los “vileros”.

Vista panorámica de la playa de Las Salinas

Cala Llonga tiene la peculiaridad de estar en un gran entrante de mar rodeada de montes de pinos y de ahí su nombre, literalmente “cala larga”. La playa de Santa Eulalia es bastante agradable, sobre todo considerando su cercanía al puerto deportivo y al propio pueblo; en la zona de la desembocadura del río encontrará las típicas sombrillas y hamacas de alquiler.

Al norte de Santa Eulalia, tenemos la playa de Cala Pada (un club para alemanes mayoritariamente junto a ella), Cala Martina (los días de viento se suelen reunir por ahí varios kitesurfs), Es Canar (bastante cuidada por su proximidad a los hoteles), Cala Nova (con varias calitas contiguas, es perfecta los días no ventosos), Cala Llenya (zona de arena muy ancha y olas grandes), y Cala Boix (acceso por escalera a un paraje sin edificar, playa de arena gris natural).

Y más arriba, pasada la isla de Tagomago, las grandes son Es Figueral (junto a ella un gran club de vacaciones con turistas italianos y alemanes principalmente), Aigües Blanques (playa nudista con diferentes zonas en la que los “textiles” también son bienvenidos pues cada uno va como quiere) y Cala San Vicente, agradablemente rodeada de arboleda por ambos lados.

Platja d'es Codolar desde el bar del restaurante Cap d'es Falcó
Compartir es bello: