Mesa de restaurante frente al islote de Es Vedrà, preparada para recibir a los clientes

Comer pescado

Como restaurantes para tomar buen pescado, tenemos demasiados favoritos como para destacar solo unos pocos...

En Es Pou d’es LLeó de San Carlos encontramos dos: La Pensión, famosa por el «buen material» que sirve la misma familia desde generaciones (probablemente el mejor bullit de la isla, ellos sirven primero el arroz y después el pescado con las patatas) y el Salvadó, pasada la playita, con vistas sobre el mar.

El Restaurante 2000 es nuestro favorito en Benirràs, el último «Guisat» que tomamos ahí es de lo mejor que recordamos en mucho tiempo… Un sitio honesto, llevado por Joan Escandell y familia.

En el Port de Sant Miquel está Port Balanzat, que a veces consigue algún ejemplar de cigala ibicenca. En la cala contigua, a 5 minutos a pie por un sendero, llegará al pintoresco Chiringuito de Cala Moltons (en la ficha ‘Poniente, calas y rocas’ encontrará un link con el plano de acceso) donde podrá degustar las mejores sardinas a la plancha de la isla; sirven a rancho los viernes y sábados noche, en verano exclusivamente.

En Cala Sant Vicente tenemos Can Gat, regentado por Vicente Marí, especialmente agradable al mediodía. Sentimos cierta nostalgia por el Cas Mallorquí de Portinatx tras su traspaso, antaño un remanso de cordialidad sin concesiones a lo superfluo, hoy reconvertido en negocio fashion para aspirantes a ecovips.

Cubeta repleta de Raons pescados en Es Freus tras la veda

Unos de los más deseados es Es Xarcu en la llamada «Cala Virgen», donde Mariano Torres y familia ofrecen a los comensales lo mejor de lo mejor; ojo, si tiene un presupuesto ajustado mejor no aventurarse.

En Cala d’ Hort (Sant Josep), con el gran aliciente del imponente Es Vedrá enfrente, tenemos el restaurante El Carmen dónde nuestro equipo siempre ha encontrado amabilidad, buenas paellas y algunas de las mejores gambas rojas que se pueden encontrar en Ibiza, y Es Boldadó, en el que a veces la afluencia de clientes les desborda pero que creemos seguirá mejorando.

El Balneario Cala Carbó, en la cala que le da nombre, hay también un buen restaurante especializado en pescado; no hemos estado últimamente pero si mantiene el nivel de siempre cuando lo llevaba Pepe, sigue siendo muy recomendable. Bajo Es Cubells, Ses Boques, chiringuito-restaurante con buen pescado.

En Santa Eulalia está el clásico Celler Can Pere, buena cocina, buena bodega y profesionalidad. También se puede comer buen pescado en la ciudad de Ibiza y buen ejemplo de ello es Sa Nansa, cuyo discreto pero continuado buen hacer le está reportando un creciente reconocimiento.

Bandeja con cuatro langostas frescas pescadas en la costa ibicenca

No podemos olvidarnos del incombustible Bigotes en Cala Mastella, cocinan con leña y sirven “a rancho” todos a una… el paraje por sí solo ya merece una visita. Ah, y en San Antonio, en primera línea de mar del otro lado de la bahía, hay una perla ineludible que es Can Pujol; como lugar honesto que es, cualquier cosa que le ofrezcan merecerá seguro ser elevada a la categoría de poema… por ejemplo su ya famoso arroz a banda o sus huevas de pescado.

Otro recomendable, Es Torrent, en la playa de mismo nombre, algo perdido pero tras la “excursión” hasta ahí, no defrauda.

Compartir es bello: